14 de junio de 2009

Su diario nos llevo a su casa

Lei El Diario de Anna Frank cuando tenia 12 anios y lo volvi a la leer hace unos anios. Estuve en su casa que hoy es un museo. Impresionante su cuarto, el lugar donde escribía, la biblioteca que los mantenía ocultos al resto del mundo, el lugar donde se juntaban todos a comer, la única ventana por la que podía ver el cielo, la tristeza por saber como terminó la historia.

Conocer su casa nos dejo sin palabras por eso les dejo algunas palabras de ella:

"Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados". (11 de julio de 1943)

"Tuve la suerte de ser arrojada bruscamente a la realidad" (7 de marzo de 1944)
"Cuando escribo se me pasa todo, mis penas desaparecen, mi valentía revive" (5 de abril de 1944)
"Hace mucho que sabes que mi mayor deseo es llegar a ser periodista y mas tarde una escritora famosa. En cualquier caso, cuando acabe la guerra quisiera publicar un libro titulado La Casa de Atrás". (11 de mayo de 1944)

"Podrán callarnos, pero no pueden impedir que tengamos nuestras propias opiniones" (2 de marzo de 1944)

8 comentarios:

Freedom dijo...

CUANDO ESCRIBO MIS PENAS SE PASAN..QUE FRASE REAL

BESOS

imunitass dijo...

Hola! Vengo del blog de Juan "est@nimo".

Yo también leí el libro. Esa chica hubiese sido una gran periodista, sin duda!

Un saludo

SOL dijo...

Ese libro es un clasico sin duda alguna

que estes bien adios

BEsos

Anoia dijo...

También le leí cuando tenía 1. No sé si fue por mi edad, porque es algo real o por qué, pero es un libro que me parte el corazón.

Anadell dijo...

a mi me encanto ese libro lo lei cuando adolescente y me enamore completamente del libro.

Que chevere lo del museo, donde queda en londres?

Mery dijo...

El museo queda en Amsterdam... es el lugar donde ella estuvo escondida con su familia, hasta que los delataron... es impresionante!!! Besotessss

Javier dijo...

Si quieres conseguir 50 euros al mes con tu blog con enlaces de texto sin necesidad de clics dímelo.

Un saludo. Javier

Pablo dijo...

Es impresionante su historia y la claridad de pensamiento y de palabra que tenía. Es muy fuerte leer lo descarnado de un pensamiento sin edad, pero en las palabras de una niña.

De verdad increible.

Saludos