16 de agosto de 2009

El que habla gana

Hay veces en que uno quiere hablar.
Quiere sentarse con el otro y decirle: que onda esto? que te pasa conmigo? que buscas? me queres?
Y con la misma fuerza con que uno quiere decir, también quiere callar, quiere protegerse y cuidarse.
No queremos matar la ilusión, esa que nos hace esperar contra todo pronóstico adverso.
Es cierto a veces al hablar descubrimos que del otro lado las cosas no se ven como nosotros las vemos, que los objetivos son distintos y que es momento de tomar una decisión.
Pero y si esta vez es diferente? y si al hablar descubrís que el otro tiene las mismas ganas y los mismos miedos que vos? o que al menos hay un punto donde el encuentro es posible?
Si hay un 10 % de posibilidades de que todo salga como vos querés, ¿no serías capaz de arriesgarlo todo solo por esa chance?
Nadie garantiza nada, pero seguro, sea como sea el resultado, te vas a sentir más libre y más fiel a vos mismo.
Hablar siempre, pero siempre es ganar.

3 comentarios:

Robi dijo...

El q no arriesga no gana dicen no?.. Sera cuestion de jugarse y bancarse el resultado q toque.. Siempre hablar es lo mejor, pero como cueeeestaaaa a veces!

Besosss

Dita dijo...

Lo que tú dices sería lo más sensato. Es sin duda el camino más corto, pero no todo el mundo dice la verdad. Hay veces que la otra persona prolonga la situación porque aunque tiene claro que no busca lo mismo que tú, le gusta tenerte comiendo de su mano. Es una realidad, por desgracia.

MIA dijo...

Es verdad, hay que hablar.
Y cuanto mas uno dilata la conversacion mas dificil es entonces hay que cortar por lo sano, aunque cueste, y sacarse todo!

saluditos!