10 de noviembre de 2009

A veces el color hace a la diferencia

Hoy en el trabajo la encuesta fue:
Uñas pintadas de rojo o con colorcito natural?
Mi jefa tenía la teoría de que a los hombres les gusta más el natural mientras que a nosotras nos encanta el rojo pasión.
Este multiple choice es importante porque aunque muchos piensen lo contrario no siempre me arreglo para mi o para otras mujeres. A veces me arreglo para algún hombre en particular.
Me ha pasado de ponerme me saquito nuevo, divino, color violeta y que el hombre para quien lo estrenaba me diga: Y ese saco de vieja? O que pasara hoooooras pintándome de un rosita re canchero y que me dijeran: que te pusiste en las uñas??!!! y no precisamente con tono de emoción.
Y así te sale el tiro por la culata y todos esos detalles que esperabas que él notara como super femeninos solo le hacen pensar en algo vulgar y horrible.
Es por eso que pregunto: si pienso salir con un tipo o tengo la esperanza de encontrarme con alguien en la fiesta del sábado a la noche, que debería usar? el rojo o el natural?

9 comentarios:

Blmp dijo...

las uñas pintadas, las caras muy maquilladas, el perfume en la piel, tacos que no sean finos o casi finos, las sandalias guardalas para un adorador de pies,muchos collares, aros muy grandes, tipo hippies... todo eso guardalo para tus amigas...

Damian3883 dijo...

No se si yo pueda ser un referente de todo el genero masculino. Pero a mi personlmente, el rojo me inspira "olor a gato", mujer de una noche, hembra descartable.

Ahora, un vestido negro no mas largo que una mini, tal vez cerrado en el cuello y abierto en la espalda y un peinado que muestre la nuca y los hombros... No paro hasta el matrimonio, jajaja

Los zapatos dependen de la altura de la chica, una mina de 1.50 m sin tacos es un hobbit, y una de 1.80 con tacos tiene la abundancia de un tenedor libre, no te podes comer todo eso vos solo.

Robi dijo...

No estoy de acuerdo q las unas pintadas tenga q ser solo para tus amigas, ni tampoco q tenga olor a gato... A mi me encanta tener las unas bien y siempre prolijas y las uso a veces con un color natural y otras veces con color rojo y la verdad q siempre de las dos maneras me las elogiaron, nunca me dijeron ni me criticaron el color. A los hombres les encanta q la mujer tenga bien las unas y es algo q miran todos (x lo menos eso es lo q me dijeron jeje)
Asiq segui pintadotelas como a vos te parezca y te guste!!!

Besosssss

Anónimo dijo...

Pienso que en la vida hay cosas mas importantes que unas uñas...
Si te la pintas pintatelas para vos y nadie mas que vos , si al flaco no le gusta , que se busque otra , total no sabe lo que se pierde.

Mel Blanc "El Tata" (y su amigo el señor Picho) dijo...

Lamentablemente, las opiniones sobre estas cuestiones son tan variadas, que difícilmente logres establecer un parámetro cierto y constante sobre lo que le gusta al hombre. Sin embargo, creo que en general a los tipos les gusta lo más natural posible; o sea, maquillarse para parecer natural, se entiende? (es como esos peinados que se hacen las divas, que a simple vista pareciera como que se recogieron el pelo con una traba, cuando en realidad un peluquero estuvo una hora laburando para que parezca así, espontáneo). Besos.

Zeb dijo...

Personalmente, no me gustan las uñas pintadas de rojo (y menos todavía las uñas de los pies!).

Mi humilde consejo: uñas con un color natural...es mucho más delicado y femenino.

Beso!

Liz dijo...

Me gusta pintarme las unas de muchos colores! Pero no las puedo tener largas porque todo guitarra y eso. Mis colores favoritos son negro, morado, rojo.

saluditos mery

LOL dijo...

Mmmm creo q depende, de lo q a vos te gusten y el tipo de encuentro q tengas, las uñas rojas quedan sexy y yo las prefiero para una noche infernal!jaja
Aunq cualquier otro dia tambien quedan bien, igual hay q estar atenti a lo q dijo Damian para muchos hombres el rojo es guerra asegurada, por lo cual excede el término sexy (por eso me las uso así en esas noches).

Y natural con la francesita, siempre quedan bien!

Saludos

Carlos dijo...

Natural sin dudar. Cuando los detalles nos distraen menos, más atención les prestamos.