9 de febrero de 2010

Pendular

Voy de un extremo al otro.
paso de quererte a odiarte,
de buscarte a hacerme la indiferente,
de extrañarte a olvidarme por completo de vos,
de necesitarte a saberme totalmente independiente,
de sentir que no quiero vivir sin vos
a la seguridad de que quiero estar con otro.
Y así, entre tanto ida y vuelta
siento que se me gastan las energias,
que se me acaba el envión, que ya no estoy segura de nada.
Un poco de paz y quietud, será mucho pedir?

4 comentarios:

franmorten dijo...

uhh justo para mi hoy...

yo en cualq momento agarro y contrato un mercenario q me saque de encima aciertas personas jaja

en mi blog hay algo que quizas sea de su agrado je

beson

Lau dijo...

yo tbn pase por eso alguna vez!..te entiendo completamente...

M. dijo...

Sí. Es mucho pedir.

:P

Opinadorto dijo...

Si no te la das vos a la paz, seguro que va a ser difícil.

Yo te diría que, con tantas dudas, es evidente que no va. Así que tomá la decisión y listo, por más que duela, no hay vuelta atrás.


Y si te cabe, explicá la foto.

Besos