2 de abril de 2010

Sentir

Silencios cargados de palabras
Encuentros que te cuestionan el alma y te dejan pensando y replanteando
Sonrisas que a veces son cómplices y otras inentendibles.
Espacios que se van ocupando y lugares que se abren.
Mirarse en otro espejo, dejarse acompañar.
Miedo al camino que se abre y ganas de recorrerlo.
Siempre preferir el vértigo a sentir la fría soledad de esconderse y huir.

7 comentarios:

AGUSTIN dijo...

Así es: a los miedos hay que enfrentarlos.

j3ec dijo...

es verdad, además nos ayudan a hacernos mas fuertes
me encanta tu blog!
te sigo!^^
bss!*

Latamoderna dijo...

ufffffffffffff!!! cómo somos de complicados!!

Mary dijo...

!!!!!!

Anónimo dijo...

te sigo esperando .......si soy yo

Etienne dijo...

A ver, por donde empezar...

Miedo sentimos todos alguna vez, terrores enormes de fracciones de segundo y mieditos porque se mueve una cortina.
Encontrarse y poder recordar, reir, llorar.
Los espacios se van generando ocupando y si se desocupan, quedan vacíos, irreemplazables.
Prefiero mil veces una sonrisa de ojos a una carcajada ruidosa.
No hacerse cargo es huir para mi y los cobardes no se hacen cargo de sus cagadas.

Sentir es en síntesis lo que da el indicio de que estás vivo.

dreamerchinn dijo...

Somos simples humanos...siempre da miedo enfrentar a la soledad.
Beso!