9 de julio de 2008

El beneficio de pertenecer

Desde que supe que mi hermana estaba entrando a la sala de parto no pude dejar de sonreír. Estaba sumamente emocionada. La familia crecía y yo era parte de ella. Saber que una nueva beba (que por cierto es mi ahijada) se incorporaba a la familia era increíble. Amo tener una familia numerosa. Durante mi infancia era divertidísimo juntarnos porque tengo montones de hermanos, primos y tíos, por eso me encanta ver que nosotros estamos repitiendo la historia de ser miles. A pesar de que con cada integrante tengo una relación diferente, no cambiaría por nada la alegría de pertenecer a esta familia. Es la mía y si, tiene sus cosas, tiene sus complicaciones, pero no elegiría ninguna otra. Una nueva sobrina se suma a los encuentros obligados de los domingo y a los múltiples encuentros espontáneos de la semana. La familia crece y mi amor por cada uno de sus integrantes también.

1 comentario:

Cookie dijo...

Felicitaciones por la familia numerosa!!
Me tomé el atrevimiento de obsequiarte con el premio que recibí de Estefi.
@>-->--
Te invito a visitar mi blogy retirarlo.
Un beso.