26 de septiembre de 2009

Besame mucho o mejor no me beses nada

Saliste con un tipo. Te lleva a algún lado, a comer, a tomar algo, a tomar un café con leche a las 5 de la tarde. La conversación fluye, se da tranquila y sin demasiado silencio incómodo. La estás pasando bien pero falta algo. En lo más profundo sabés que es divino, pero no tiene ese nosequé que hace que mueras por volverlo a ver. Se lo presentarías a cualquiera de tus amigas pero no es tu hombre.
Concluye la salida, te subís al auto y ahí muchas veces empieza una especie de batalla silenciosa, que también puede darse en la puerta de tu casa. El tipo te quiere dar un beso y vos no querés saber nada.
¿Que haces?
a) Le devolvés el beso aunque tratás de que no se extienda demasiado. Poooooobre! no querés romperle el corazón, después de todo te invitó a salir, eligió un lindo lugar y la remó toda la noche, alguna recompensa tiene que tener. A veces es más facil devolver un par de besos que afrontar una situación medio violenta de negativas y cara de desilusión.
b) Le corrés la cara, con cualquier excusa como: no me va la onda de chapar en la puerta, no beso a nadie en la primera cita o me hacés acordar a mi viejo. Acto seguido salís huyendo del auto después de un corto beso en la mejilla y un hablamos un día de estos.
c) Sos directa. Mirá la pasé muy bien, pero no, gracias. Mejor dejémoslo acá. Y con tu integridad intacta salis cual diva del auto para ingresar a tu casa tranquila de que no volverá a llamar.

Seamos honestas chicas, a pesar de pasar horas debatiendo y concluyendo que lo mejor es ser directas y decir que no, al momento de vivir ese tenso momento la mayoría terminamos optando por una mezcla del a) y el b), le devolvemos el beso para salir corriendo con la primera excusa que te viene a la mente. Si alguna tiene otra opción a mano que colabore con sus pares femeninas y nos cuente su secreto, ¿como se hace para safar de esa y no perder la dignidad en el intento?

12 comentarios:

Daniel Rico dijo...

Por fin una mujer que pone las cosas en blanco sobre negro y las cuenta tal cual son.

Una cita puede concluir con un avance, un retroceso o en tablas.

Mi tactica es la siguiente.
Siempre detengo el motor, salgo y le habro la puerta. La compaño lo mas cerca que ella me permita de la puerta, y antes de despedirme le doy la mano y le digo, "pase una tarde hermosa, no lo tomes a mal pero nunca dejo que me besen en la primera cita, no quiero que me tomen por un chico facil."

Suele funcionar.

Muy bueno tu sitio, saludos.

Daniel Rico dijo...

.

Guadita dijo...

JAJAJA Mucha razon, Mery.
Depende de como sea el pibe..
Buen findee (:
Besos

Isa dijo...

hola! te sigo desde hoy...
no sabes como llore leyendo esto!
me encato tu blog

Saludos :)

La Negruuuu dijo...

Dani ojala hayan tantos hombres como vos que nos sorprendan con estas ocurrencias en la puerta, la cuales nos relajan y descolocan...
Mery es tal cual como contas...
besos, la negruuu

LS dijo...

jajaj es verdad, entre la 1 y la 2 totalmente de acuerdo... jajaj muy bueno!!!

Mel Blanc "El Tata" (y su amigo Picho) dijo...

Además de la disyuntiva que planteás, que seguramente terminaría con un tipo convencido de que es imposible entender a las mujeres, hubiera sido interesante evaluar la posibilidad de que él no hiciera nada por dar ese beso. Esa inesperada situación haría que la mujer seguramente se intrigue tanto que lo volvería a buscar para descubrir por qué el tipo no le quiso estampar el beso, y posiblemente ella lo terminaría avanzando a él, digo...

MIA dijo...

Hola Meryyy
mmm jajaja yo no puedo ayudarte porque si escape siempre fue la opcion b!!!

cuidate!!

besos

Anónimo dijo...

Yo no doy besos hasta la tercera salida por lo menos , me encanta que se mueren por darmelo y terminan avanzando ellas.
Para apretarme minas estan los boliches , si me gasto en salir con una mujer en la semana ,se tiene que merecer mi beso ,son demasiados buenos

saludos

Mery Swanson dijo...

Como dicen Daniel Rico, Mel Blanc y el anonimo debo decir que en mi caso fue muy efectivo eso de hacerme esperar. Una vez me tuvieron 2 horas en la puerta de mi casa, despues de una salida, charlando y yo pensando ahora si, se viene el beso... me moría de ganas pero nada... y la verdad que efectivamente valio la pena la espera. Buena tactica... pero por lo visto la mayoria de los hombres con los que salimos no se manejan como uds. Besotes!!!

ojosdevhs dijo...

la "a)" es clasica..
si daniel hace eso, me cayo bien .. lo voy a pensar.. jajaa

besos

Eusebia Florestán dijo...

La dignidad es un bien escaso. Digamos que no se pierde, sino que a estas alturas la travesía es ganarla. Gracias por pasar.
Saludos desde la Buhardilla.
E.