26 de octubre de 2009

Llegando a casa

¿Por que será que siempre cuando estoy llegando a casa y me miro en el espejo del ascensor me acomodo la ropa, el pelo o el maquillaje aunque al entrar me vaya a poner el piyama y a meterme en la cama sin que nadie me vea?

6 comentarios:

Robi dijo...

Por pura coqueteria jeje... somos asi, hay espejos y nos miramos, inevitable ajaja
Buena semana!
Besosssssssssss

Damian3883 dijo...

¿La mujer del ciego para quien se pinta?
Mery, te arreglas para vos misma, como todas las mujeres.
A esta altura del partido deberían saber que nosotros las queremos asi como son. Ustedes se arreglan, pintan, maquillan, depilan, visten estudian y compiten por la opinion de otras mujeres, no de los hombres

MIA dijo...

Porque como somos mujeres nos arreglamos hasta para irnos a dormir!!..jajaj
A mi particularmente me hace serntir bien el hecho de arreglarme y verme bien...me pone alegre... creo que es algo que nos pasa a todas..

cuidate y besos!!

Soltera que espera.... dijo...

jajaa porque es algo automatico, inconciente, lo hacemos sin darnos cuenta. A mi me gusta verme bien aunque me esta yendo a dormir sola. Saludos Mery!

corinacantares dijo...

jajajaj solo por el hecho de ser mujer :) y todas somos asi...

Mel Blanc "El Tata" (y su amigo el señor Picho) dijo...

Yo pienso que está bien la actitud; nadie puede saber quién puede estar del otro lado del ascensor.