26 de octubre de 2008

No hay mal que por bien no venga

Ayer rendí por segunda vez la misma materia y por segunda vez me fue mal. Lo juro, había estudiado, como hacía mucho que no estudiaba. No me dieron ganas de llorar, solo me agarró una necesidad enorme de lanzar insultos e improperios de todo tipo contra la gorda y la otra que me tomaron. En diciembre volveré a probar suerte. Esperemos que la tercera sea la vencida.
Pero no es de mi fracaso estudiantil de lo que quería escribir, sino de lo que eso generó. Recibí varios llamados telefónicos y un montón de mensajes de texto para saber como me fue, para escuchar la descarga de mi bronca, para darme apoyo y decirme cuanto me quieren.
Realmente me sorprendió.
Mamá me escribió uno de sus mensajes motivadores: "No te preocupes (por el 2 que le dije que me saqué). Nos vamos a lujan en peregrinación (en diciembre cuando rinda de nuevo), por supuesto call incluido (laburo en un call center). Sabes como se van a reír tus nietos cuando les cuentes? venite a comer milanesas y empezá a relajarte!!!! besos. Y no solo eso, me contaron mis hermanas que mamá les escribió también a ellas avisándoles que me había ido mal para que todos aparecieran para darme su apoyo.
Mis hermanos, mis padres, amigas y amigos estuvieron presentes, cada uno a su manera, a pesar de que solo era un examen, a pesar de que no era el fin del mundo, ni había motivos para tirarse por la ventana. Me impresionó darme cuenta de la cantidad de gente que está ahí para mi.
Dicen que es en las pequeñas cosas de la vida donde ves realmente quien te quiere y yo descubrí en la pequeñez de un bochazo que no estoy sola y que tengo con quien compartir los insultos a los profesores, la frustración por tener que volver a estudiar todo de nuevo y la tristeza por el fracaso.
Ayer me saqué un dos en el final pero siento que me saqué la lotería con tanta gente a mi alrededor compartiendo la vida conmigo.

8 comentarios:

Cherry Lips dijo...

Que bueno señorita =D es un bajon sacarse esas notas que nos cercenan el ego de una manera increible, a mi el lunes me dieron un dos gigante y dije se curten :S pero a no decaer y disfrutar de la gente que nos quiere.


Besotes!

Flori dijo...

Eh,¿ estamos en épocas de dos en los exámenes?

Yo me di cuenta de que todos se compadecían de mi desliz. Muchos "lo lamento", "uh, qué feo", y demás frases que sonaban a que algo grave aconteció. Pero mucho más grave que un exámen que puede volver a rendirse.

No sé, será que esto de crecer me está haciendo más tolerante a mis deslices.. o me estoy viendo como un poquito más humana.

Beso Mery =)

Blonda dijo...

Mery...dicen que la tercera es la vencida, y los refranes no fallan!!!
Animo nena!!
Besos

Robi dijo...

"LO q no mata, te fortalece" tb dicen no? Perdiste en un examen.. pero ganaste mucho mas en lo personal! Aguante Mery q siempre vamos a estar ahi!!!
BESOSSS

Mely dijo...

Qué linda la actitud de tu mamá =)
¡Y qué lindo que hayas descubierto todo eso!

Silvio Astier dijo...

Todo muy lindo, pero el 2 queda en la libreta ...

jeje

Va con onda, no se enoje eh?

Un beso.

Soleaspe dijo...

No hay nada mas gratificante que el darte cuenta cuanta gente se preocupa por vos, te quiere y te quiere ver bien.

Greta * dijo...

es la mejor parte de los fracasos. todos los que te acercan una sonrisa para levantarte y dos manos para limpiarte las rodillas del pantalón :)
ánimos mery, y la próxima les metés el final en el... bolsillo!!
un beso grande grande

PD: tardé en encontrar tu comentario de nominación, pero ahí fueron mis seis pequeñas cosas :)